Un año más

miércoles 06 abril 2011 | In English

Conforme envejezco, mi percepción de el mundo se transforma constantemente. Diría que el mundo alrededor de mi se está transformando también, pero solo parte de este está cambiando. Mientras la tecnología y los logros de nuestra civilización avanzan, la verdad es que nuestra civilización nunca cambia. Estamos lidiando con los mismos problemas que nuestros antepasados enfrentaron: Codicia insaciable, corrupción endémica, el deseo de pequeños grupos de individuos de controlar a la población, discriminación, egoísmo, etc. Pero, encima de esto, estamos enfrentando nuevos problemas nunca antes enfrentados por generaciones previas: una sobrepoblación que está alcanzando niveles alguna vez inimaginables, que lleva a hambrunas y a aún más disputas sobre la limitada cantidad de recursos de nuestro planeta. Y la contaminación sin precedentes de el planeta.

Con semejantes problemas a la mano es fácil pasar desapercibido el hecho de que el derecho a la privacidad, por el que nuestros antepasados lucharon y murieron para ganar, está siendo erosionado lentamente por los gobiernos alrededor de prácticamente todo el mundo, y el robo de la cultura de nuestras naciones por poderosas multinacionales bajo el pretexto de "proteger a los artistas", aunque ellos roban de los mismos artistas todo lo que pueden tomar. Y afortunadamente las patentes aquí no son la pesadilla que son en los Estados Unidos, aunque en estos momentos tenemos una costosa guerra contra los carteles de droga en mi país (México), y nos estamos acercando a un estado policial día a día, el gobierno aquí ya ha comenzado a obtener la información biométrica de los niños.

Este es el mundo que enfrento en mi cumpleaños número 29. Yo, y la mayoría de la gente de mi generación y de generaciones futuras no tuvieron palabra o mano en traer este mundo a esta realidad, pero tenemos que enfrentarla de cualquier manera, y espero que cambiarla, a pesar de los esfuerzos de la generación mayor por controlar nuestra generación y nuestra herencia cultural. Por que es nuestra herencia cultural la que nuestros gobiernos vendieron a la industria del entretenimiento. Nunca podré libre y legalmente utilizar y construir sobre la gran mayoría de el arte creado durante mi tiempo de vida, de hecho, mis hijos y quizá mis nietos no podrán hacer esto con la gran mayoría de el arte creado durante mi tiempo de vida gracias a los políticos codiciosos que actualmente nos gobiernan.

Pero en mi opinión, todas las generaciones actualmente habitando el planeta tienen un problema, y este problema es la apatía. La mayoría de nosotros parece tener una completa indiferencia por los problemas que no nos afectan en este preciso momento, aunque tengan a otros al borde de la desesperación completa, aunque nuestros hijos sean los que tendrán que lidiar con el problema en el futuro, e incluso aunque el problema vaya a afectarnos eventualmente. Estamos tan cansados y a veces deprimidos, que preferimos sentarnos frente a nuestro televisor o frente a un navegador con facebook cargado que dedicar al menos un poco de tiempo a alguien más, ni siquiera a nosotros mismos.

Lo se, yo tuve el mismo problema hace algunos años, no me importaba la gente hambrienta más allá de ser condescendiente y la ocasional caridad hasta que las cosas dieron un mal giro y experimente el hambre yo mismo. Al final, probablemente fue una de las mejores cosas que me han llegado a pasar, aún sigo recuperándome de ese revés económico, pero ya no voy a solo sentarme y ver las cosas suceder, no he publicado tan seguido últimamente por que, entre otras cosas, he estado investigando más sobre la pobreza y estoy tratando de encontrar una manera de obtener fondos para distribuir entre los que los necesitan en mi área local, y esto es nuevo para mí.

Para no hacer esta publicación aún más larga, por que tiendo a escribir mucho, me gustaría compartir alguna lecciones que aprendí mientras vivía, con la esperanza de que alguien las encuentre útiles:

  1. No idealices. De hecho tengo una publicación completa sobre esto, pero es básicamente como al idealizar el resultado final de un proyecto podríamos nunca terminarlo, y al idealizar a una persona podríamos decepcionarnos cuando no cumplen nuestras expectativas.
  2. No asumas una respuesta, pregunta. Nuestras inseguridades podrían hacer que nos abstengamos de preguntar por que, enfrentémoslo, nos atemorizan las respuestas negativas. Pero aunque podríamos obtener una respuesta negativa, al no preguntar ni siquiera tenemos una oportunidad de recibir una respuesta positiva, podría sorprenderte cuantas de esas respuestas resultan ser "sí".
  3. No juzgues a una persona basado solamente en lo que otros dicen. Yo cometí este error una vez, y perdí lo que pudo haberse convertido en una bella amistad por eso. Tenía 10 entonces, pero nunca olvidé esa lección.
  4. Mantén tus metas donde puedas verlas. Si no escribes tus metas, y no las revisas a cada día, solo son deseos. Desafortunadamente no puedo recordar donde leí esto, pero creo que es uno de los mejores consejos.
  5. Ellos no son tú (o esa persona que conoces). Tendemos a identificarnos a nosotros mismos en otras personas, pero nadie más eres tú. Si quieres algo, no pienses "no funcionó para el/ella, así que no funcionará para mí", inténtalo.
  6. Cuestiona todo lo que te dicen. La persona diciéndolo también es humana, con sus propias inclinaciones, preconcepciones e ideologías. Esto no es necesariamente cuestionar a la persona mientras lo dice, puedes revisar los detalles en casa y entonces elegir que concluir.
  7. Debes saber cuando es suficiente. La idea de pelear hasta el final sin importar el costo es muy romántica, y me gusta llegar a grandes distancias cuando trato de alcanzar algo, pero, algunas veces uno necesita aceptar el hecho de que algunas cosas simplemente no van a suceder, no importa cuanto y que tan duro intentemos hacer que sucedan. No desperdicies tu vida, tu salud y todo en algo, deja esto para cuando estés luchando por tu propósito en la vida.
  8. Admite cuando estés mal, y acepta el hecho de que eres humano/a y puedes equivocarte.

Categorías: Pensamientos